Santa Fe: Menor prioridad al medio ambiente

Una decisión política que no concuerda con el compromiso que Argentina tomó para mitigar el Cambio Climático. Esto sumado a las inundaciones como una consecuencia de la deforestación y el mal uso de la tierra. ¿Qué dirección estamos tomando?

El 2018 llegará con una disminución en el porcentaje asignado al Ministerio de Medio Ambiente de la provincia de Santa Fe.

En caso de no haber visto la visualización haz click aquí.

Los ministerios que más dinero reciben por parte de la provincia son los de Educación, Seguridad y Salud. Por lo que serían también los más afectados en caso que se apruebe la reforma fiscal planificada por el gobierno nacional.

Arias, Córdoba. Foto: Diego Lima

Es curioso que se destine una parte tan pequeña al Ministerio de Medio Ambiente teniendo en cuenta los problemas de inundaciones provocadas por el cambio climático que afectan a ciudades como Arroyo Seco, Villa Gobernador Gálvez, Pueblo Esther, General Lagos, Villa Constitución. Solo por mencionar unas pocas, cercanas al cordón provincial de la Ruta 41.

Factores como la inundación provocan un correlato en lo económico: la destrucción de las cosechas y la devaluación de los terrenos –valores que pasaron de los 17.000 a 3000 dólares-arrollan con el trabajo de los productores agropecuarios. Sin mencionar la gran cantidad de personas evacuadas que resultan de estos temporales.

La deforestación realizada por dueños de la tierra, avalada por el mismo Estado, contribuye al desarrollo del cambio climático. Entre sus principales consecuencias se destaca la pérdida de la biodiversidad, la desertización y la carencia de tierra apta para la agricultura.

Estudio de la deforestación en la Cuña Boscosa santafesina
mediante teledetección espacial “

De acuerdo con un trabajo realizado por investigadores de la Universidad Nacional de Rosario, la eliminación de los bosques en las últimas 4 décadas está íntimamente ligada a la extensión de la explotación agropecuaria y, especialmente, al aumento sostenido del cultivo de soja.

El incentivo al monocultivo es producto de una política que privilegia las ganancias antes que la mitigación de las consecuencias del cambio climático y la preservación de la tierra.

Arroyo Seco: el agua llegó al metro y medio de altura.

Ha de tenerse en cuenta que los usos de la tierra representan el 39% del total de las emisiones de CO2 que genera nuestro país, de acuerdo al informe publicado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Argentina no es un país contaminante a escala mundial, teniendo en cuenta a los grandes emisores como Estados Unidos o China. Sin embargo, nuestro país firmó y se comprometió a reducir sus emisiones de dióxido de carbono al ratificar el Acuerdo de París. “No vamos a claudicar con la agenda que tomó este gobierno, hace un año y medio, de convertir, por primera vez en la historia argentina, al ambiente como una política de Estado”, dijo el Ministro nacional, Sergio Bergman en junio de éste año. A pesar de ello, se siguen construyendo represas y se reducen los impuestos a las mineras.

Ha de comprobarse a través de los hechos si en realidad se toma al ambiente como “una política de Estado” a nivel nacional y provincial.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here