Deberes y condiciones del fotoperiodista moderno

“No creo en el súper retoque” dice Franco Trovato Fuoco, refiriéndose a la sobreutilización de ediciones digitales. “Si necesitas retocar tanto una foto para que llame la atención es porque cometiste una serie de errores antes, que luego intentas subsanar saturando la foto final”, señaló el fotoperiodista durante un encuentro realizado en el Centro de Formación Profesional Pichincha, del Sindicato de Prensa de Rosario.


“Tampoco creo en los que dicen que porque ahora hay Photoshop se retoca más”, declara justificando su postura diciendo que antiguamente en las redacciones se utilizaban técnicas de edición con negativos pre hechos para agregar, por ejemplo, una pelota de fútbol sobre la imagen original en donde la pelota salía fuera de foco: “Y eso existió siempre, es mentira que el Photoshop haya exacerbado aquello que ya se hacía en lo analógico”. “No está mal agregar o quitar cosas de las fotos. El problema es si la presentas como impoluta”, dice recordando el caso del fotógrafo de la National Geographic.

“Antes en un acontecimiento podía haber miles de testigos pero, ¿cuántos de ellos tendría una cámara de fotos?”, se pregunta Trovato Fuoco al referirse a la accesibilidad actual para tomar fotos. “Para mí eso es virtuoso, significa que ahora podes hacer fotos sin depender artilugio mecánico que tenés porque tu padre tiene plata, porque te ganaste una rifa”, comenta y agrega: “Es más democrático ahora, y está buenísimo que así sea”.

“Lo digital no mató a nadie. El aparato cambia pero siempre hay una persona atrás”.

Según el fotoperiodista, muchos colegas comentan que las viejas técnicas para capturar imágenes eran superiores. Al respecto, Trovato Fuoco declara qué: “Si ahora vos haces fotos es porque querés, no porque te llegó la cámara. No es que la fotografía antes era mejor, la fotografía es siempre la misma”. “La fotografía tuvo crisis siempre dependiendo de la época en la que se innovaba con cada técnica, con sus ventajas y dificultades”. El entrevistado recuerda que en cada transición siempre se clamaba que era ‘el fin de la fotografía’, ya sea en el paso del blanco y negro al color, o del analógico al digital.

 

Trovato Fuoco cree que la crisis actual de la fotografía se centra en la superabundancia de imágenes, producto del hecho de que hay más consumidores que usuarios: “Consumís y no usas las cosas. La fotografía no puede ser ajena a la vorágine del consumo porque éste afecta todos los ámbitos”. Instagram es un ejemplo de esta superabundancia, en donde las imágenes no llegan a verse impresas en papel. “Vos ves una foto linda en la red social y no te la guardas en una carpeta para verlas porque te gustan. Pensás que total, mañana aparecerá otra”.

Comenta que la sociedad no tiende a guardar sus imágenes favoritas en una carpeta para volver a reverlas en un tiempo, “como uno hace tal vez con un libro que vuelve a leer porque le hizo sentir algo”. Agrega que “la fotografía se está transformando en fotografía de pantalla donde el apreciar la foto dura un segundo, por lo que imprimir una fotografía es darle una entidad material”.

Con respecto a la inmersión de las redes sociales en el periodismo, Trovato Fuoco cree que la crisis del papel se origina en el querer competir con la inmediatez de las mismas: “La primicia no debe importar más. Hoy por hoy te enteras de la noticia antes en Twitter que por leerlo en un diario. Seguir persiguiendo primicias es una ridiculez. Deberían hacer trabajo de mayor peso y análisis”.

 


Foto de portada: Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here